Acuerdos de Abraham: ¿tratados de paz o jugada geopolítica?

Si sólo tenés 5 minutos:

  • Este martes 15 de septiembre, representantes de alto nivel de Israel, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahrein firmaron en la Casa Blanca los “Acuerdos de Abraham”, por el cual los países árabes normalizaron sus relaciones con el Estado de Israel a cambio de la suspensión de las anexiones en Cisjordania y la Franja de Gaza.
  • Sin embargo, el principal disparador de conflictos en la región – la cuestión de Palestina – aún no ha sido resuelto y la Autoridad Nacional Palestina fue excluida de las negociaciones.
  • A raíz de los hechos, existe un debate en la comunidad internacional: ¿se trata verdaderamente de un acuerdo de paz entre Israel y los países árabes? ¿o es más bien una jugada geopolítica para frenar la presencia de Irán en la región?
¿En qué consisten los Acuerdos de Abraham? Video: FrancePress24.

Este martes 15 de septiembre, representantes de alto nivel de Israel, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahrein firmaron en la Casa Blanca los “Acuerdos de Abraham”, por el cual los países árabes normalizaron sus relaciones con el Estado de Israel a cambio de la suspensión de las anexiones en Cisjordania y la Franja de Gaza. El acuerdo, negociado bajo el patrocinio de Washington, resultó un paso histórico en el camino hacia la estabilidad en Medio Oriente.

De este modo, EAU y Bahrein se convirtieron en el tercer y cuarto país, respectivamente, en restablecer sus relaciones diplomáticas con Israel, después de Egipto (1979) y Jordania (1994). Sin embargo, el principal disparador de conflictos en la región – la cuestión de Palestina – aún no ha sido resuelto. La Autoridad Nacional Palestina, que no participó en las negociaciones, condenó los pactos por considerarlos “traición a su causa y un golpe a la solidaridad entre los países árabes”, según reportó la agencia France24.

En base a este último punto, existe un debate en la comunidad internacional sobre las verdaderas intenciones – y el futuro alcance – de los acuerdos: ¿Se trata, realmente, de tratados que establecen la paz entre Israel y los países árabes? ¿O consiste más bien en una jugada geopolítica que busca contrarrestar a un enemigo en común?

Implicancias regionales e internacionales

Actualmente, el escenario geopolítico del Golfo Pérsico gira en torno a la rivalidad de dos potencias regionales: Arabia Saudita (líder del bloque sunita) e Irán (líder del bloque chiíta).

En este sentido, todos los países firmantes de los Acuerdos de Abraham – junto a Estados Unidos – comparten una enemistad común respecto a Irán. Según la BBC, los tratados resultaron beneficiosos para los participantes no sólo en términos comerciales – Israel posee una de las industrias tecnológicas más avanzadas del mundo y es emisor de turistas con alto poder adquisitivo – sino también armamentísticos.

En los últimos años, EAU se convirtió en una potencia militar y, según informaron varios medios internacionales, Estados Unidos le habría prometido a su gobierno la venta de nuevo equipamiento – incluyendo el avión de combate furtivo F-35, el más sofisticado de su clase. De acuerdo con Evan Gottesman, Director Asociado de Política y Comunicaciones del Foro de Política de Israel, este podría ser uno de los asuntos más delicados de la cuestión, en tanto hasta el momento sólo Israel estaba equipado con F-35. Según reportaron Haaretz y The New York Times, en una reunión a puertas cerradas con norteamericanos y emiratíes, Netanyahu afirmó que aprobaría la venta de dichos aviones a los EAU, aunque sostuvo que en público defendería una postura contraria.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)

Al mismo tiempo, resta ver cuál será la posición de Arabia Saudita, que aún no reconoce al Estado de Israel – aunque su gobierno dio algunos indicios al aceptar que los vuelos comerciales entre EAU e Israel atraviesen su territorio. Para David Makovsky, experto del Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo, existen vientos de cambio entre los países árabes. “Al contrario de lo que sucedía hace 20 años, los países árabes sí tienen algo que ganar al establecer relaciones con Israel, sobre todo debido al papel que ahora juega Irán”, aseguró a la BBC.

Por su parte, para la administración de Donald Trump resultó ser un logro en materia de política exterior, anunciado a pocos meses de las elecciones presidenciales. Si bien algunos analistas señalan que los acuerdos serán opacados por la pandemia y la crisis económica, lo cierto es que resulta un acontecimiento muy positivo para gran parte del sector evangélico, que constituye la base de su plataforma electoral. Al mismo tiempo, Trump fortaleció la alianza de los países árabes contra Irán, su principal enemigo en la región.

Para ampliar: “Paz entre Israel, EAU y Bahréin: 5 razones por las que los acuerdos de Abraham son importantes” (Publicado por la BBC el 15 de septiembre de 2020).

La oposición palestina

El líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas.

La firma de los Acuerdos de Abraham marcó un punto de quiebre en la postura común que hasta el momento habían defendido todos los países árabes: mantener su oposición hacia Israel hasta que se resolviese la cuestión palestina. Ahora, mientas el gobierno israelí entabla relaciones diplomáticas con los estados de la región, Palestina profundiza su aislamiento internacional y continúa sufriendo la ocupación en Jerusalén Este y Cisjordania.

Si bien ni Donald Trump ni Benjamin Netanyahu se refirieron a Palestina durante la ceremonia mantenida en la Casa Blanca, sí lo hicieron los representantes de Bahrein y EAU, que aseguraron que la firma de los acuerdos no implicaba su renuncia a la búsqueda de un Estado palestino.

De acuerdo con la BBC, el príncipe heredero de Abu Dabi y gobernante de facto de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, afirmó que la condición para la firma de los tratados fue la interrupción temporal de la anexión israelí de Cisjordania, anunciada por Benjamin Netanyahu hace algunos meses – y luego cancelada por la abrumadora presión internacional.

Por su parte, el líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, afirmó que la paz se logrará en Medio Oriente sólo tras la retirada de tropas israelíes de los territorios ocupados. “La paz, la seguridad y la estabilidad no se lograrán en la región hasta que termine la ocupación israelí”, aseguró. Momentos antes de la ceremonia, se registraron manifestaciones en contra de los acuerdos en las ciudades de Naplusa y Hebrón. El mismo 15 de septiembre, desde Gaza, se lanzaron una decena de cohetes hacia territorio israelí, que hirieron a dos personas.

¿Un acuerdo de paz? la opinión de los expertos


El presidente Donald J. Trump, el ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, el Dr. Abdullatif bin Rashid Al-Zayani, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, participan en la firma de los Acuerdos de Abraham el martes , 15 de septiembre de 2020, en el jardín de la Casa Blanca. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)

Si bien la importancia de los Acuerdos de Abraham no puede negarse, expertos en la región debaten si realmente constituyen un acuerdo de paz que favorece la resolución del conflicto entre Israel y Palestina. Para Aaron David Miller, miembro del  Carnegie Endowment for International Peace y analista estadounidense, el efecto de los tratados podría ser más bien el contrario.

“Cuantos más estados árabes se adhieran a la normalización, más probable será que la estrategia de “paz por paz” o “paz por aviones” se arraigue, dejando a los palestinos aislados y al conflicto entre Israel y Palestina sin resolver”, afirmó Miller en una nota publicada en el medio israelí Haaretz.

Con una visión más optimista, el ex-primer ministro británico Tony Blair argumentó que los acuerdos podrían promover la cooperación, la estabilidad y el bienestar económico entre los países involucrados. Además, consideró que se trata de una gran oportunidad para establecer un nuevo marco en las negociaciones israelíes-palestinas. “Debemos trabajar para crear las condiciones adecuadas para que la paz y la normalización de las relaciones entre Israel y los Estados árabes puedan servir como un estímulo, en lugar de un impedimento, para el progreso en el frente palestino”, subrayó.

Más allá del debate sobre las posibles implicancias de los Acuerdos, existe un punto en el que coinciden todos los analistas: la paz duradera y definitiva en la región no será posible sin la aprobación de los palestinos. Considerando la exclusión de éstos últimos en el proceso de negociación, el impacto de los tratados en el conflicto Israelí-Palestina aún está por verse.

3 comentarios en “Acuerdos de Abraham: ¿tratados de paz o jugada geopolítica?

  1. Pingback: El 2020 en fotos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s